Escuela de Comunidad

La Escuela de comunidad es un instrumento educativo de desarrollo (como conciencia y como afecto) de la experiencia del encuentro hecho con el carisma. Consiste en la lectura y en la meditación personal de un texto propuesto a todo el Movimiento, a las cuales siguen encuentros comunitarios.

El trabajo es concebido justo como una escuela: ante todo, es necesaria la voluntad de aprender; en segundo lugar, se pide una seriedad y una sinceridad para comparar con la propia experiencia y así poder comunicar aquello que el misterio de Dios opera en uno mismo, esto es, para dar testimonio del propio cambio. Los textos propuestos son, por lo general, los del fundador, don Luigi Giussani, o bien los de su sucesor, don Julián Carrón. La participación es libre y a menudo se propone en los ambientes de estudio y de trabajo. Los encuentros tienen generalmente una periodicidad semanal.